Etiquetas

Los vecinos de la calle San Juan de Peñacerrada, junto a otros vecinos y amigos, celebraron el día de su patrón con una cena en el Centro Social de la localidad.  El ágape consistió en una parrillada de carnes varias que se fueron cocinando con las brasas de unos sarmientos.

Tras la cena, el baile comenzó a los sones de un organillo provisto de una docena de canciones.  Aunque ya es un clásico que se usa en otras cenas, todos disfrutamos con el prodigio de mecánica y precisión de este instrumento musical.  Seguidamente, el baile tuvo su continuación de una forma más actual, con unos altavoces autoamplificados en los que sonaron canciones modernas, incluso reproducidas directamente desde internet, en contraste con el instrumento que había iniciado el baile.

Hacia la medianoche, el baile fue interrumpido para presenciar la quema de una colección de fuegos artificiales que iluminaron la noche de de San Juan.

.

VÍDEO

Organillo y fuegos artificiales

Anuncios