Etiquetas

Cartel romería al Toloño 2016

Cartel romería al Toloño 2016

Este próximo domingo, 5 de junio, se celebra la romería al Monasterio de Santa María de Toloño, rememorando la costumbre medieval que la “Hermandad de la Divisa” se encargaba de organizar.  Los pueblos de Álava y La rioja, persuadidos de la milagrosa aparición de la Virgen y sus muchos milagros, concurrían al monasterio en romerías.  Desde la Villa de Haro se realizaron durante años romerías al santuario.  En el año 1467, se recomendó que no fueran a la procesión los oficiales por la proximidad de las tropas navarras.  También se preocupaban de que acudieran la mayoría de los vecinos, ordenando: “… que el juebes vayan a Tolonno e vayan de cada casa uno so la pena acostumbrada, e se liebe la cordera e se haga commo se acostumbra”.

Crestería del Toloño

Crestería del Toloño

La romería está organizada por los municipios de Labastida y Peñacerrada participando también Salinillas de Buradón.  Como preámbulo, el sábado, 4 de junio a las 8 de la tarde, en la plaza de Labastida se hará un alarde de danzas.

Toloño 2016_0000

La XXVIII Subida al Toloño / XVIII Igoera Toloñora, una salida montañera en la matinal del domingo en la que no falta un buen almuerzo con un buen vino de la bodega cooperativa de Labastida, buena música con Triki-tixa y ganas de diversión.  Comenzará a las 9 de la mañana, saliendo desde diversos puntos, según los municipios que participan.  Los de Labastida comenzarán en San Ginés, los de Peñacerrada lo harán desde el puerto de Rivas y los de Salinillas de Buradón saldrán del Lavadero, éstos un poco antes, a las 8:30 horas.

A las 10:30 tendrá lugar un almuerzo popular en Zazpiturri y, a las 13:30 habrá poteo en Labastida para finalizar con una comida popular en San Ginés.

Historia del Monasterio

El Monasterio de Santa María de Toloño también es conocido como Nuestra Señora de los Ángeles, situado en la Sierra de Toloño, muy cerca de la cumbre, fue construido en el siglo IX por la Orden de San Jerónimo.  En el lugar había una ermita habitada por ermitaños, dedicados a la vida espiritual y penitente.  Después de dotarla de rentas se solicitó la confirmación al papa Benedicto XII para construir el monasterio.

El edificio era suntuoso.  Tenía una gran iglesia, camarín y sacristía, edificado en piedra de sillería con manpuesto.  El retablo mayor y otro del camarín eran de piedra blanca de muy buena calidad.  La hospedría contenía 22 aposentos, 5 cocinas, habitaciones separadas para un capellán, dos ermitaños y un criado, además de una sala bastante amplia, capaz para las Juntas de la Divisa.

Se mantuvo durante muchos años padeciendo penalidades.  La Orden de San Jerónimo no les permitía pedir y tampoco recibir novicios.  Cayeron en la miseria y se les permitió abandonar el lugar en el año 1417.

La Orden de San Jerónimo donó el monasterio y sus bienes, junto con la granja Erremelluri, al obispo de Calahorra.  Poco después se formó la Hermandad de la Divisa, compuesta por las villas de Peñacerrada, Labastida, Salinillas de Buradón, Ocio, Berganzo y el Condado de Treviño, encargados del gobierno y la administración.

El monasterio fue destruido por un incendio en el año 1835, durante la Primera Guerra Carlista.

Anuncios